No eres única, eres idiota

La gente anda necesitada de que le digan con cierta regularidad que es idiota. No única, especial e inigualable, simplemente idiota.

Ayer lo vi claro en  una muchacha que me cae mal, muy mal. Mal entre otras cosas porque vive en un perpetuo drama y ha hecho del provocar lástima su modo de vida y sufre más que nadie y siente más que nadie. Sin embargo, ayer me despertó un instantáneo punto de simpatía y compañerismo al conocer un poco más de su vida, al escucharla explicar que había sido gorda, acomplejada y objeto de burlas en el colegio. Y por un segundo sentí un ‘mira, como yo ella también lo pasó mal de niña’.

En ese segundo fui magnánima y estupendamente comprensiva, con cascadas de empatía chorreando primaveralmente, angelical y bondadosa. Pobre criatura que sufrió lo indecible porque en el colegio se burlaban de ella, qué infancia tan desafortunada y tan singular. Ah, espera. ¿Singular? ¿Singular que se metan contigo en el colegio? ¿Singular no haber sido una criatura infinitamente feliz y popular como en una serie familiar de los ochenta?

Amigo, qué injusticia. Esta chica tiene una vida disfuncional porque sus compañeros de clase eran unos capullos con ella. Imagino que en su cabeza eso no le ha sucedido nunca a nadie, nunca nadie compartió aula con compañeritos que se reían de uno porque era gordo, de otra porque era gafotas, de otro porque era torpe o tenía bigote o llevaba aparato o era tetona a destiempo.

No es raro lo de esta muchacha. Se me vienen a la cabeza algunos que explican todo su hoy con parecidas historias tristes. Para algunos, como yo misma, a no haber tenido un colegio idealizado. Para otros es su familia, un padre que no era cariñoso, un divorcio temprano o un fallecimiento. Para otros, más tardíos, un despido, una novia que les rompió el corazón.

Idiotas, idiotas todos. ¿Qué os pensáis que es tan particular en vuestra vida? Vivir en una supuesta incomprensión cuando absolutamente todo el mundo que te cruzas cada mañana ha pasado por los mismo sitios que tú y ha visto lo que es ganar y perder lo que uno más quiere, ha sentido la inseguridad, la soledad y el rechazo y ha pensado que las canciones tristes hablaban sólo de él.

“No eres especial. No eres un bonito y único copo de nieve”

Tyler Durden – El club de la lucha

Idiotas que se auto compadecen y se declaran incomprendidos que si dejaran de mirarse el ombligo sabrían que son solamente egocéntricos a los que les va bien echarle el muerto a otro. Así que no, no somos tan únicos ni nos pasan cosas tan inauditas. Somos idiotas. Y conviene escucharlo con regularidad.

snowflake

Anuncios